istanbul escort - istanbul escort

Consejos Para El Manejo De La Ansiedad Y La Fobia Social

La fobia social es el miedo a situaciones sociales en las que el individuo pudiese ser el centro de atención o se vea obligado a tener que interactuar con desconocidos. Las personas que tienen este temor teme o sobrevalora lo que otras personas puedan pensar o decir de ellos, y por lo tanto les resulta muy difícil desenvolverse en un medio con gente que no conoce.

Estas personas  harán  todo lo posible para evitar situaciones sociales, ya sea por el temor de ser criticados  o por temor a hacer el ridículo.

Aquí hay algunos consejos sobre cómo superar tus temores y mejorar tus habilidades sociales.

No Seas Tan Pesimista

Lo que siempre te detiene y te hace esconderte cuando te enfrentas a una situación social difícil es la parte pesimista de tu mente, que te sigue diciendo una y otra vez  que vas a hacer el ridículo, o que serás objeto de ridículo.

Intenta superar pesimismo. Tienes que saber que la mayoría de las veces, las personas no se dan cuenta la mitad de los “fallos” que hayas podido “cometer” o hayas “cometido”.

Por ejemplo, tu voz puede temblar cuando te diriges a un grupo, pero la mayoría de las veces tu eres el único que se da cuenta, casi nunca las otras personas se dan cuenta. Deja de hacer suposiciones negativas de antemano, ser positivo, y cree en ti mismo.

Técnicas De Relajación

Cada vez que te pongas a sudar cuando veas caras desconocidas o cuando empieces  a tropezar con tus propias palabras, toma una respiración profunda. Respirar profundamente es una técnica de relajación muy eficaz, y que te calmará cuando estés nervioso o asustado.

Inhala y exhala poco a poco hasta que te sientas mejor.

Otra técnica de relajación consiste en empezar a contar en silencio, esta técnica la puedes hacer al revés, contar en sentido descendente, el caso es que tu mente esté entretenida, esto calmara tu tren de pensamientos negativos.

Establece Metas Para Ti Mismo

Puedes proponerte a ti mismo pequeñas metas cotidianas como por ejemplo sonreír a un desconocido o desconocida un día, posteriormente saludar a la misma o a otra persona y finalmente iniciar una conversación.

Esto te puede parecer muy difícil al principio, pero verás que si perseveras, podrás hacerlo con toda naturalidad, no te comas el coco y no le des más importancia de la que tiene.

Add Comment