Nuestras emociones se ocultan en la espalda

Desde hace algunos años se ha venido estudiando con mayor énfasis los fenómenos psicosomáticos y todo lo que esto incluye, para dar una breve explicación diría que estudia como las afecciones de nuestra psique que influyen directamente en las dolencias físicas que presentamos.

Una de las dolencias más frecuentes que solemos padecer son las dolencias de espalda, suelen aparecer de repente y sin ningún motivo especifico aparente, sin embargo cada una de estas dolencias y afecciones está directamente vinculada con alguna situación o padecimiento que afecte nuestra psique.

Específicamente la espalda o columna vertebral se suele asociar con las bases, lo que nos permite soportar lo que vivimos día a día, ya que literalmente esa es su función en nuestro cuerpo que soporta nuestro propio peso para mantenernos erguidos, además funciona como centro de control de nuestro cuerpo y protege la función cerebral al proteger nuestro sistema nervioso.

El dolor de espalda y nuestras emociones

Como mencionamos anteriormente, por medio de la psicosomática se ha estudiado y relacionado cuanto realmente afecta el cómo nos sentimos, lo que vivimos y como lo interpretamos en nuestro cuerpo. Y es que ¿Cómo separar lo psíquico de lo físico? tenemos un cuerpo que funciona en conjunto con nuestra psique y cada uno influye en el otro.

En cuanto a los dolores de espalda, su contenido psicológico suele estar asociado a emociones reprimidas o bloqueadas que aún no son conscientes en muchas ocasiones y se clasifican dependiendo de la zona donde se encuentre el fuerte dolor, en esta oportunidad haremos énfasis en 3 zonas, la superior, media e inferior.

El dolor de espalda en la zona superior y su contenido psicológico

Cuando el dolor de espalda es generalmente en la zona superior, en el caso del dolor en el cuello suele relacionarse con la rigidez de pensamiento y la inflexibilidad, por otro lado los hombros, nuca o sensación de pesadez suele estar relacionado a las responsabilidades no compartidas, aquellas cargas con las que nos sentimos solos, esas que nos tomamos totalmente personales.

El dolor de espalda en la zona media y su contenido psicológico

Por otra parte, cuando hablamos del dolor en la zona media de nuestra columna suele relacionarse con gran cantidad de estrés, sensación de pesadez, incluso puede estar conectada con hacer algo que no nos guste, una obligación con la que nos sintamos incomodos o presionados. En otras ocasiones puede estar vinculado a sentimientos de culpa, remordimiento, tristeza.

El dolor de espalda en la zona baja y su contenido psicológico

Y por último, los dolores en la zona baja de la espalda se relacionan mayormente con los problemas de nuestra vida instintiva, es decir, todos aquellos problemas que amenazan de una forma u otra nuestra subsistencia, ya sean problemas financieros, sexuales, espirituales, o de descanso.

Cuando presentes dolor en esta zona, es hora de revisar que tanto nos estamos preocupando por nuestra supervivencia, el ser humano suele preocuparse más que ocuparse, lo que hace que generemos estrés sin resolver los conflictos, te invito a revisarte y sanar.

Deja un comentario